12 de abril de 2013

El tedio

 

El tedio es un tormento insoportable, y es quizá por eso que me he ocupado de tantas cosas en la vida; para no aburrirme, para entretenerme. Por escapar del tedio, he llegado —como casi todos— al extremo de ser imprudente, de correr algún riesgo. Muchas veces las palabras aburrimiento y peligro van de la mano... y es que es probable que el verdadero sentido de la vida sea exponerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada